domingo, 11 de agosto de 2013

Bernardo de Chartres siglo XIII

Somos como enanos encaramados sobre espaldas de gigante.  Si alcanzamos a ver más que ellos y más lejos, no es porque nuestra  vista sea más aguda o nuestra estatura mayor, sino porque ellos nos llevan en volandas y no elevan sobre su altura gigantesca

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios siempre amplían conocimientos. Muchas gracias.